Suelo de madera o suelo laminado, ¿cuál elijo?

Suelo de madera o suelo laminado, ¿cuál elijo?

“Suelo de madera o suelo laminado, ¿cuál elijo?”

¿Conoces las diferencias entre un suelo de madera maciza, parquet macizo, parquet multicapa y suelo laminado?

Si estás pensando en renovar tu suelo, te encuentras perdido entre las opciones disponibles y no sabes exactamente cuál es la diferencia entre cada uno de estos materiales, este artículo es para ti, en Parquet Astorga te ayudamos a resolver tus dudas y a dar con la mejor opción para tu hogar.

 

– Suelo de madera:

Cuando hablamos de suelo de madera, hablamos de un material 100% natural, característica imprescindible si buscamos calidad estética.

Además, los suelos de madera tienen más variantes que los laminados. Puedes elegir entre:

  1. Suelo de madera maciza
  • Es una opción para largo plazo. Podrá recuperarse mediante acuchillado: 6-8 veces a lo largo de su vida útil.
  • Proporciona ambientes sanos, porque es un material natural que regula la temperatura interior; actúa como aislante térmico y acústico; además, está exento de sustancias tóxicas.
  • Es cálido, a la vista y al tacto. Si sueles andar descalzo por casa, lo agradecerás.
  • La madera maciza permite diseñar un suelo a medida, mezclando anchos y largos o jugando con las juntas. Esta posibilidad hace que se adapte mejor a los espacios.
  • La madera maciza aporta elegancia a cualquier estancia, encajando en todos los estilos.
  1. Parquet macizo

Es el suelo de madera de toda la vida. Como se encola al soporte, el parquet es un suelo apropiado para calefacción por suelo radiante.

  1. Parquet multicapa

Está compuesto por tres capas. La primera, la que se ve, es la capa de desgaste, compuesta por chapa de madera natural. La segunda capa es una tabla de madera contrapuesta, que le da la estabilidad; la última, generalmente, una chapa de madera que actúa como balance para contrarrestar el tiro de la capa noble.

Suelo de madera o suelo laminado, ¿cuál elijo?

– Suelo laminado:

Es, a diferencia de los anteriores, un pavimento de acabado sintético que imita la apariencia de una gran variedad de maderas. La rigidez la da un núcleo formado por un una tabla de fibras de madera prensada a media o alta densidad. Por último, los suelos laminados se terminan con una capa de estabilización.

Algunas de sus características son:

  • El sistema clic lo equipara en instalación a la tarima multicapa.
  • Los suelos laminados son muy resistentes, siempre y cuando no estemos hablando de uno de mala calidad. Tienen resistencia a golpes, arañazos y moderadamente a la humedad. No son susceptibles al ataque de hongos o insectos.
  • El suelo laminado es de muy poco o ningún mantenimiento.
  • Las gamas altas te garantizan un suelo resistente que no se raya, apto para un uso intenso.
  • La capa protectora hidrófuga lo hace más resistente al agua; el núcleo de PVC permite instalarlo en baños.
  • Los modelos con juntas biseladas se acercan más a la apariencia de la madera.

 

A modo de conclusión, añadir que si buscas calidad y una vida útil asegurada, la tarima de madera es una apuesta segura. Los suelos laminados, por su parte, resuelven necesidades más puntuales, por eso son los preferidos de los usuarios más jóvenes y/o con estilos de vida menos estables.

 

¿Te es más fácil ahora decidirte entre un suelo de madera y uno laminado? Seguro que sí.
De cualquier manera, no dudes en ponerte en contacto con nosotros escribiéndonos a astorga@parquetastorga.com, o visitarnos en C/ Salitre, 28 (Málaga), ¡te asesoraremos encantados!

Pin It on Pinterest