¿Contratar a un interiorista? ¡Es una gran idea!

¿Contratar a un interiorista? ¡Es una gran idea!

¿Contratar a un interiorista? ¡Es una gran idea!

¿Recurrir a un profesional cuando pensamos en la reforma de una casa? ¿Para qué contratar a un interiorista? ¿Realmente puede ser útil?

La respuesta es: sí

No importa si tu proyecto de reforma es grande o pequeño, su asesoramiento hará que aproveches al máximo las posibilidades de tu vivienda y que el resultado final sea perfecto: funcional, atractivo, y dentro de tu presupuesto.

También, evitarás sustos o preocupaciones y conseguirás la vivienda de tus sueños.

Existen infinidad de factores que un no profesional pasa por alto al ejecutar una reforma, y eso se paga con dinero y tiempo. Y el tiempo es dinero, no lo olvides.

Pero, ¿te saldrá mucho más caro? ¿Hará lo que le de la gana sin escucharte?

 

Te ayudará a ahorrar

Sí, como lo oyes, gracias a su profundo conocimiento del mercado, puede ofrecerte los productos con la mejor relación calidad/ precio, acordes a tu presupuesto.

Y, además, minimizará la desviación del presupuesto debido a cambios imprevistos, ya que todo estará planificado de antemano.

Como ves, trabajar con un interiorista puede hacer que tu proyecto se reduzca notablemente en gastos.

¿Sus honorarios medios? Calcula que pueden estar entre un 10-15% del presupuesto total del proyecto.

 

Conseguirás un espacio único y diferente

Se trate de una reforma integral, grande o pequeña, recurrir a un interiorista es clave si deseamos conseguir un espacio singular, así como sacar el máximo partido y funcionalidad a una estancia, por muy complicada que esta sea.

¿Cómo? Haciendo especial hincapié en la distribución, los materiales y la iluminación, logrando así un resultado estético y armonioso, gracias a su profesionalidad y buen ojo.

 

Sin dolores de cabeza

Tu reforma en buenas manos: deja que él se encargue de licencias, gestiones y trámites, de coordinar los trabajos, los pedidos y las entregas.

Por otro lado, tampoco tendrás que recorrer tiendas o proveedores para localizar los materiales que necesitas: desde revestimientos a elementos de iluminación y electrodomésticos.

Despreocúpate, ¡el interiorista se encargará de hacer la selección!

 

 

¿Ves como puede ser una acertada decisión?