¿Qué hacer para que el cuarto de tus hijos dure años?

No, aunque a veces seguro que te encantaría, tus hijos no siempre van a ser pequeños, van a crecer, y llegarán a sus vidas nuevas actividades, aficiones y necesidades. ¿Qué hacer para que el cuarto de tus hijos dure años y se adapte bien al paso del tiempo?

 

Aquí van varios consejos que nos dan los expertos:

 

1. Diseño funcional, equilibrado, sencillo y atemporal

Apostar por un diseño funcional, equilibrado, sencillo y atemporal, que carezca de colores o formas complicados, estridentes …, hace que sea menos probable cansarse de él.

Por otro lado, debes tratar de conseguir un espacio agradable, bien aprovechado y zonificado, con una correcta división, entre la zona de estudio, la de juego, …, evitando rincones vacíos y aportando serenidad al conjunto en la habitación de tus niños.

 

2. Tonos neutros en paredes y complementos

Cuando llegue el momento, la transformación del dormitorio de tus hijos de infantil a juvenil, les ayudará a sentirse más cómodos en esa nueva etapa.

¿Qué te parece, cuando son pequeños, pintar las paredes de blanco, o solo con colores hasta la mitad de estas?
Luego, durante su adolescencia, por ejemplo, puedes probar a darle un toque de madurez a la habitación gracias a colores mostaza, tierra, y algún toque amarillo en la ropa de cama y complementos.

 

3. Suelos: pavimentos laminados o WPC

Elemento importante donde los haya, elegir un suelo que sea fácil de limpiar y pueda soportar caídas de juguetes, agua y caídas de líquidos, es clave.

Y, por supuesto, que sea duradero, que no haya que sustituirlo pasados solo unos años.

Acertarás, con la tarima sintética (pavimento laminado), o el pavimento WPC.  Te asesoraremos encantados para que elijas el que mejor se adapte a tu espacio y necesidades.

 

4. Mobiliario versátil y flexible

No dudes en invertir en mobiliario de diseño versátil, en mesas, sillas, lámparas, … que no deba ser reemplazado con el paso de una edad a otra.

Simplemente, ve convirtiéndolo, adaptándolo.
Además, pon módulos convertibles como elementos de almacenaje práctico, así, como estanterías, cajas, etc., que les serán muy útiles durante el la secundario y el bachillerato.

 

 

¿Qué te parece? ¿Te han resultado útiles estos consejos?
Si quieres ampliar conocimientos, puedes echarle un vistazo a este otro artículo de nuestro blog, en el que te contamos cómo transformar una habitación infantil en una juvenil.