Hogar libre de estrés y ansiedad

¿Llegas a casa tras una larga y agotadora jornada laboral y no logras dejar el estrés en la puerta?

¿Por qué no pruebas a poner en práctica estos consejos para un hogar libre de estrés, un refugio de paz y serenidad?

Fuera zapatos, siente la calidez de tu suelo de parquet, relájate y disfruta.

 

Una agradable bienvenida

¿Qué mejor que respirar tranquilidad nada más entrar a tu casa?

Para ello, necesitas que tu recibidor sea un espacio ordenado, cálido y confortable, que sientas como que te abraza al verte.

Si además huele bien, mejor que mejor. Coloca un ambientador con tu aroma favorito: jazmín, cítricos, lavanda, … haz que evoque, que te transporte.

Este es el momento ideal para ponerte cómodo: descálzate o usa unas zapatillas cómodas, cámbiate de ropa, etc., …

¡Toma nota de estos pequeños placeres que te ayudarán a reducir el estrés en casa!

 

Simplifica y no acumules

No se trata de que solo apuestes por el minimalismo, pero, es necesario tener presente que, evitando objetos innecesarios, estanterías repletas, decoración recargada, colores estridentes, … la sensación de espacio será mayor, y te sentirás más cómodo en tu hogar.

Así que, ¡intenta no acumular cosas!

En lo referente a la distribución del mobiliario, procura adosar los muebles a las paredes, dejando la zona central despejada, con espacio suficiente para pasar y circular.

Pinta las paredes en tonos suaves y claros para aportar armonía y elige muebles de materiales naturales.

Una casa funcional hace que sea más fácil vivir en ella.

 

Desconéctate

Que vivimos absorbidos por las nuevas tecnologías es un hecho.

Los aparatos electrónicos, internet, etc., son útiles, pero, ¿y si pruebas a dejarlos de usar un rato antes de irte a dormir?

Así, te será más sencillo relajarte y conciliar el sueño que si, por ejemplo, andas repasando las redes sociales hasta el último momento.

 

Plantas

Las plantas no solo embellecen y aportan armonía a los espacios, sino que crean sensación de alivio, ayudan a disminuir el nivel de estés, y alejan los pensamientos y sentimientos negativos.

¡Además, seguro que disfrutarás cuidándolas!

 

Luz solar y aire fresco

¿Sabías que la luz solar y el aire fresco son reductores naturales del estrés y la depresión?

Acostumbra a abrir las ventanas diariamente (especialmente por las mañanas) para renovar el aire, tener las persianas levantadas y las cortinas abiertas para llenar tu hogar de frescura y energía revitalizante.

 

Orden y limpieza

Es crucial mantener nuestra casa limpia y ordenada para librarnos del estrés.

Y no lo decimos nosotros, existen estudios que afirman que hay un vínculo entre los niveles altos de la hormona que se libera con el estrés, cortisol, y los dueños de hogares desordenados.

Así que, ¡deja la pereza a un lado!

Pin It on Pinterest