6 consejos para mantener fresco tu hogar este verano

En estas calurosas fechas todos intentamos mantener nuestra casa a una temperatura agradable, que nos permita descansar adecuadamente por las noches, estar a gusto y llevar a cabo diferentes tareas del día a día.

Pero, ¿cómo lograrlo?

Pensando en tu bienestar, desde Parquet Astorga te damos estos 6 consejos para mantener fresco tu hogar este verano:

  1. Ventilación cruzada

Para airear nuestra casa, por la noche o a primera hora de la mañana, que es cuando más refresca, usaremos la técnica de ventilación cruzada.

¿En qué consiste?

Consiste en abrir ventanas y puertas opuestas para que se creen corrientes de aire, y así regenerar el aire en el interior de la vivienda.

No olvides poner topes para evitar que las ventanas o puertas se cierren de golpe.

  1. Cortinas y persianas

Cierra las cortinas y baja las persianas durante el día, sobre todo en las horas más cálidas. Una vez ventilado nuestro hogar, dejaremos las ventanas ligeramente abiertas durante las horas de más calor, o directamente cerradas, así como bajadas las persianas, visillos o cortinas, de esa forma se atenuará la entrada de calor.

  1. Toldos

Si dispones de toldos, no olvides dejarlos bajados cada mañana. Así evitaremos la entrada directa del sol en nuestro hogar. Recógelo cada noche cuando bajen un poco las temperaturas.

  1. Aparatos eléctricos

Todos los aparatos eléctricos que tenemos en casa generan calor, por ello, es importante mantenerlos completamente apagados (no en standby) cuando no estemos usándolos.

Por otro lado, intenta no poner la lavadora ni el lavavajillas en las horas más cálidas del día.

Es mejor esperar a que anochezca, estos dos electrodomésticos generan humedad en el ambiente, lo que implica una sensación térmica más elevada.

  1. Plantas

Las plantas, además de decorar, ayudan a refrescar nuestra vivienda.

Las hojas, cuanto más verdes y más grandes sean mejor.

Prueba a pulverizar agua sobre ellas, la sensación de frescor en tu hogar será inmediata, ya verás.

  1. Bombillas LED o de bajo consumo

Las bombillas incandescentes son una fuente calor importante, por lo que lo más recomendable es cambiarlas por unas bombillas LED o de bajo consumo. Además de ahorrar, con su uso disminuiremos el calor en el ambiente.

Es sencillo mantener a raya el calor en casa, ¿verdad?

¿Conoces algún otro truco?

Pin It on Pinterest