Pisos pequeños: 5 sugerencias para sacarles partido

 

¿Preparado para plantarle cara a la escasez de metros?

Si echamos mano de la imaginación y la creatividad, podemos sacar partido a pisos pequeños, y conseguir que estos parezcan más grandes.

Y, por supuesto, que sean bonitos y confortables.

 

Aquí van varias sugerencias:

 

Color blanco

El blanco es, sin duda, el color que mejor aprovecha los metros, debido a que produce un efecto óptico que multiplica la luz, aportando profundidad y alejando las paredes.

Si combinas varios tonos claros, como el beige o el crema, sumarás espacio sin necesidad de reformas.

 

Elimina divisiones

Los pisos pequeños suelen estar divididos en habitaciones pequeñas cada una con una ventana.

Eliminar las divisiones nos ayuda a tener un único espacio de día más amplio.

Aquí, un sofá puede servirnos de elemento para separar ambientes.

 

Espejos

Son un recurso sencillo y económico, su uso da vida a los espacios, ¡y potencia la luz!

Eso sí, colócalos de forma estratégica y no abuses de ellos ni los pongas como si fueran un adorno más.

Lo mejor es apoyarlos sobre algún mueble y hacer que queden ligeramente inclinados, así reflejarán la parte superior de la habitación, pero no verás tu imagen cada vez que pases por su lado.

También es buena idea situarlos al final de un pasillo o junto a la puerta de entrada en el recibidor, logrando de esta manera mayor profundidad y multiplicando la luz natural.

Suelos

Un parquet en tonos claros te regalará perspectiva y te ayudará a mejorar la sensación de amplitud.

Por ejemplo, una tarima blanca, gris, amarillo suave o tono madera clara, te permitirá ganar anchura y sacar el máximo rendimiento de cada metro cuadrado de tu hogar, además de dotarlo de calidez, personalidad y naturalidad.

Muebles

Adaptando los muebles a las proporciones de la estancia crearemos un equilibrio perfecto.

Y, no te la juegues con muebles voluminosos, pueden resultar agobiantes en un espacio pequeño.

Ante la falta de metros, sencillez.

Reduce el número de muebles a los imprescindibles. Por ejemplo, olvídate de dos sofás: mejor uno amplio con una butaquita que dos pequeños.

Hablando de sofás, prueba a colocar un gran cuadro sobre este: lograrás mayor profundidad visual ya que la atención recae sobre él.

 

 

¿Qué te parecen? ¿Vas a poner estos consejos en práctica?