Errores típicos que la gente comete con el cuidado de los suelos de madera

Errores típicos que la gente comete con el cuidado de los suelos de madera

Errores típicos que la gente comete con el cuidado de los suelos de madera

 

Los suelos de madera tienen una reputación bien ganada de ser pavimentos duraderos y de fácil mantenimiento, además de por su atractivo estético y clásico, que distingue a dichos suelos de otras opciones.

Sin embargo, y como ya hemos visto en varias ocasiones en nuestro blog, debemos de poner un poco por nuestra parte en su cuidado, para que perduren en el tiempo.

¿Qué te parece si echamos un vistazo a algunos errores típicos que la gente comete con el cuidado de los suelos de madera?

 

Uso de limpiadores abrasivos

Cuando se trata de suelos de madera, demasiada gente utiliza productos que son muy abrasivos. Con tus suelos de madera, olvídate de esa creencia de que cuanto más áspero es el producto, más limpio quedará el suelo, estos limpiadores abrasivos pueden dañar su acabado y causar arañazos. ¡Aleja los estropajos de tu parquet!

Si quieres limpiar tu suelo de madera de manera eficaz, échale un vistazo a este artículo.

 

No calzar los muebles con fieltro bajos sus patas

Los muebles son una de las principales razones por las que los arañazos se acumulan en los suelos de madera.

Para evitar las marcas de arañazos al mover, arrastrar, etc, asegúrate de que la parte inferior de los muebles están calzadas con fieltro.

Esto es particularmente importante para sillas y taburetes, que tienden a ser arrastrados con frecuencia.

De cualquiera manera, recuerda que el fieltro se desgastará, así que revisa los pies/ bases de tus muebles de vez en cuando.

 

Olvidar el mantenimiento regular

Es tan fácil que, por descuido, falta de tiempo, vagueza,…dejemos pasar el mantenimiento regular de nuestros suelos de madera, ¿verdad?

Pues este detalle puede marcar toda una diferencia.

No tiene por qué ser difícil: simplemente pasa una mopa sobre el parquet diariamente para recoger suciedad que pueda causar marcas y arañazos, y por ejemplo la aspiradora una vez a la semana.

Y por supuesto, ten un felpudo de calidad en la entrada a casa, tu suelo te lo agradecerá.

 

Demasiada agua

El agua y los suelos de madera no se llevan bien.

Si hay derrames de agua en tus suelos, límpialos lo antes posible. Evita ser muy enérgico con la fregona, y si necesitas fregar, usa la menor cantidad de agua posible. Tampoco es buena idea usar una mopa a vapor, ya que esta puede dañar la madera.

 

 

¿Qué te han parecido?

¿Cometías alguno de estos errores típicos?