Feng Shui: decora con él en 2019

El Feng Shui nos propone vivir en armonía, activando la energía positiva que nos rodea, en este caso a través de la distribución de nuestro mobiliario.

Pero, no se trata de mover los muebles de lugar o comprar una fuente de agua, no.

Existen distintas claves a través de las cuales reducir el estrés, mejorar el bienestar y recibir la energía positiva en distintos aspectos de la vida gracias a la disposición y el aspecto de nuestro hogar.

La idea central del Feng Shui es encontrar un equilibrio, una armonía entre los 5 elementos naturales básicos: tierra, agua, madera, metal y fuego.

 

¿Te animas a darle la bienvenida a nuevas energías?

 

Según el calendario chino, 2019 es el año del cerdo, comenzó el 5 de febrero, y sigue perteneciendo al elemento tierra, clave para 2019.

El elemento tierra ayuda a crear estabilidad. Por ejemplo, si estás en una época de cambios y necesitas tranquilidad, deberás aumentar el elemento tierra en tu hogar.

La tierra se relaciona con lo sólido, con lo que es estable. Cuando hay un exceso de tierra puede ralentizarse el movimiento.

¿Cómo introducir este elemento en tu casa, y decorar aplicando el Feng Shui?

Por ejemplo, puedes colocar fotos de desiertos o flores, o utilizar elementos relacionados con la tierra como jarrones de barro.

También, hacer uso de elementos o muebles de forma cuadrada.

Aparte, Los colores del Feng Shui para 2019 son el color café, el naranja, el rojo, el beige, el amarillo y el marrón.

Feng Shui en tu dormitorio

En el lugar de descanso por excelencia, es mejor evitar el rojo y optar por colores como el blanco que representa la paz y la pureza.

Por otro lado, la intimidad y la tranquilidad son los dos pilares básicos para lograr la armonía en la estancia en la que más tiempo pasamos durante nuestra vida.

El orden, la luz, los colores y la utilización de materiales naturales nos ayudarán a lograr un perfecto dormitorio Feng Shui.

Feng Shui en tu cocina

Lo primero que debemos tener en cuenta es que en la cocina se encuentran dos elementos fundamentales: el agua y el fuego. Ambos simbolizan la vitalidad y la creatividad de los habitantes de la casa, por lo cual estamos ante una estancia muy importante.

Los elementos de fuego (cocina, horno, microondas) tienen que estar agrupados por un lado y los de agua (frigorífico, lavavajillas, lavadora) por otro, pero siempre separados, por ejemplo, por una mesa.

Si no queda más remedio que dejarlos juntos, utilizaremos para separarlos algo simbólico, como una tabla de madera, o una planta. Nunca colocaremos la cocina frente al frigorífico o el fregadero.

Los colores más aconsejables para la cocina son los cálidos y tranquilos como ocres o amarillos pálidos, que ayudan a crear un clima relajado, ideal para el momento en que nos sentamos a comer o para el proceso en sí de preparación de la comida. En cuanto a materiales, la madera es muy buena compañera. Colocar alacenas y demás muebles de este material nos otorgará una intensa sensación de protección.

 

 

Hasta aquí estos pequeños consejos Feng Shui que te ayudarán a renovar las energías de tu hogar y conseguir un espacio más agradable.