Inundación con suelos de tarima, estas dos palabras juntas son como el agua y el aceite, se repelen, nos ponen los pelos de punta y provoca pesadillas en muchos de lo que han sufrido un percance con el agua en su casa. En todos nuestros años de experiencia hemos recibido solicitudes de clientes para reparar suelos de madera que se han dañado por fugas de agua, en algunas ocasiones el daño ha sido mayor y ha habido que cambiar todo el suelo de la casa.

Este es el caso de una de nuestras últimas instalaciones, la vivienda, un dúplex, sufrió una inundación en la planta superior de la vivienda que caló totalmente a la planta principal, resultado: tarima sintética de toda la vivienda para cambiar.

 

¿Qué puede provocar una inundación en tu vivienda?

En el caso que os estamos contando el detonante de la situación fue un manguito de un grifo del baño superior el que generó, en menos de 1 hora, la inundación de las dos plantas. “La suerte” de los propietarios fue que esto ocurrió en una salida corta de la vivienda, si esto hubiese sucedido en un fin de semana en los que los dueños hubiesen estado fuera de la vivienda, el daño sería mucho mayor, pues hubiese afectado al vecino de la planta baja de edificio y la pérdida de agua hubiese sido grande.

Así que hay que tener en cuenta que este tipo de inundaciones en hogares son más frecuentes de los que pensamos, superan a los robos o incendios, pero te alarmes, que te vamos a dar unos tips para prevenirlo y en caso de que ocurra te diremos cómo proceder.

 

¿Cómo puedo prevenir las inundaciones con suelos de tarima?

Pues antes de todo ser precavidos, la prevención es la que puede evitarte verte ante este tipo de situaciones. Por lo que te recomendaremos:

  • Tener un seguro con una cobertura tanto de contenido y continente, que en caso de necesitarlo te cubra todos los desperfectos, esto facilitó la reparación en el caso que os estamos poniendo de ejemplo, porque el seguro se encargó de todos los desperfectos.
  • Revisar regularmente las posibles fugas que podamos tener en nuestro hogar, si algún grifo gotea, si hay alguna mancha en la pared que nos pueda indicar que hay una fuga. Y lo más imprevisible, los manguitos que conectan los grifos con las tomas de agua, si ves que están oxidados o tienen los hilitos de acero sueltos, es el momento de cambiarlos, esto podría generar una fuga indeseada.
  • Si vas a ausentarte de tu casa por unos días, aunque sean pocos, lo recomendable es realizar un corte general del agua en toda la vivienda. Te evitas que el seguro no te cubra, porque hay algunas pólizas que si no se ha realizado esta medida de prevención, no cubren los daños. Y sobre todo te evitas sorpresas desagradables a tu vuelta.
  • Ten a mano, siempre, los teléfonos de emergencias y de tu seguro de hogar, en esta situaciones los minutos son cruciales, y con los nervios del momento puedes no encontrarlos y esto emporará la situación y tus nervios.

 

¿Cómo actuar en caso de inundación con suelos de tarima?

Si llegado el caso, un día te ocurre, como a los propietarios de este dúplex, y te encuentras al llegar de un paseo las Cataratas del Niágara cayendo del techo de tu recibidor, te contamos como proceder:

  1. Mantén la calma y corta lo antes posible el agua de tu casa, en caso de que la instalación eléctrica se haya mojado, corta también el suministro de luz.
  2. Después llama a tu seguro de hogar para que te envíe un técnico de emergencia que repare la fuga lo antes posible y te indique si es recomendable activar nuevamente la luz de tu hogar.
  3. Mientras tanto procede a achicar y secar la zona afectada, mucha paciencia, si es daño es grande, solo queda trabajo y paciencia para poder finalizar lo antes posible la tarea.
  4. Una vez que hayas podido poner en orden tu casa, el seguro de tu hogar enviará a los profesionales que vayas necesitando para cada tipo de reparación, este también es un proceso que requiere mucha paciencia, porque todo requiere un proceso y en estos casos más.

 

¿Qué pasa con mi tarima después de la inundación?

Continuando con el caso que os hemos presentado, los propietarios llegaron a un acuerdo con el seguro de su hogar y procedieron a realizar la sustitución de su suelo con nosotros. Este proceso también requiere de paciencia, sí, sabemos que es un proceso largo y que puede ser algo engorroso, pero al final el resultado merece la pena.

  1. Lo primero que hay que hacer en los casos de inundación con suelos de tarima es retirar la tarima antigua lo antes posible, porque mientras este esté puesta el suelo debajo de la misma seguirá mojado y no se podrá proceder al cambio.
  2. Una vez retirada la tarima, si el suelo que hay debajo es una solería se procederá a secar y se podrá instalar seguidamente. Pero si el suelo es una solera de hormigón hay que dejarlo secar durante el tiempo que necesite hasta que tenga una humedad por debajo del 70%. Qué quiere decir esto, pues que aunque a simple vista esté seco, si el medidor no indica el porcentaje de humedad adecuada, toca esperar, hasta que esté por debajo de índice adecuado.
  3. Mientras tanto puedes elegir  tu nueva tarima, te dejamos enlace para que tengas toda la información:
  4. Cuando ya se pueda instalar se procederá a la instalación de la tarima elegida, con su aislante correspondiente. La instalación de una tarima puede durar, en circunstancias normales, de 4-7 días.

 

Testimonio

inundacion con suelos de tarima

 “El proceso de cambio de tarima en nuestro caso fue muy trabajoso, porque nuestra tarima estaba instalada sobre obra, lo que dificultó el secado de la misma, además de coincidir en los meses de lluvia. Pero una vez pasado todo el proceso,  no podemos estar más contentos con el resultado final, el suelo ha quedado espectacular y recomendamos a Parquet Astorga son profesionales muy cualificados, que cuidan el detalle y trabajan con mucho cuidado.”

Luis Tierno

Si estás en proceso de cambio, estás viviendo una situación similar a una inundación con suelos de tarima, o simplemente quieres recibir consejo y presupuesto para tu nuevo suelo de madera, ya sabes que estamos muy cerquita, contáctanos.