Lagom, la receta sueca de la felicidad, en tu hogar

¿Receta de la felicidad? ¿Decoración? ¿Qué es exactamente Lagom?

Este término sueco se traduce, literalmente, como “ni mucho ni poco”, o “lo mejor en su justa medida”. Pero, Lagom es mucho más que una palabra, tiene que ver con mejorar el equilibrio entre el trabajo y la vida privada, lograr que nuestra casa esté siempre ordenada, reducir nuestro impacto medioambiental y consumir de forma más consciente, cuidar la relación con nuestros seres queridos, sentirnos mejor y, en definitiva, vivir de forma más feliz y equilibrada.

¿Y si, adecuamos nuestro hogar a sus preceptos? ¿Comenzamos a crear rincones de orden y felicidad de la mano de esta especie de Feng Shui escandinavo?

Vamos allá:

 

Colores neutros

Predominan los colores neutros como el blanco y el gris suave, y tonos del espectro tierra, pero, la filosofía Lagom te anima a que, también, utilices colores y diseños vivos, distribuyéndolos a través la casa, especialmente, en textiles: colchas, mantas, cojines…

 

No acumules

Pon en práctica la regla del ‘menos es más’: amuebla y decora en proporción, buscando diseños capaces de soportar sin problema el paso del tiempo y de las modas, y el buen gusto en la austeridad.

Nada de asfixiar tus espacios entre muebles que no necesitas o con adornos que no significan nada.

Además, la paz del entorno contribuirá a tu paz mental, lo que puede aumentar tu creatividad.

 

Decora lo justo

Inclínate por la sencillez en tu hogar, aléjate del exceso de decoración y complementos, sin renunciar a ellos, pero sabiendo encontrar un equilibrio ideal.

Elige objetos de líneas depuradas, y apuesta por el diseño atemporal.

Por otro lado, no temas mezclar lo viejo y lo nuevo, combinar estilos de mobiliario, colores y dibujos distintos… los expertos comentan que si juntas elementos que te gustan, estos se funden por sí solos en una entidad relajante.

Seguro que esto te incita a darle una segunda vida a los objetos a través del upcycling, e incluso a la búsqueda de elementos de segunda mano, siempre que sea posible.

 

Materiales

En lo que a materiales se refiere, apuesta por la conexión con la naturaleza y la calidez: lino, algodón, madera… encajan perfectamente con el buscado look de sencillez casi minimalista.

Además, su efecto positivo en nuestro bienestar está comprobado.

 

 

¿Te animas a aplicarlo en tu hogar y disfrutar de un espacio tranquilo, ordenado, que te aporte beneficios emocionales y físicos?