¡No dañes tu tarima!

¡No dañes tu tarima!

¡No dañes tu tarima!

Decidirnos por tarima en casa es una acertadísima elección. Sus cualidades son numerosas.

Conservarla en óptimas condiciones es fácil, tan solo se trata de tener presentes varias recomendaciones en el día a día para no dañar nuestra tarima y disfrutar plenamente de ella, durante muchos años.

 

¡No dañes tu tarima, toma nota!

 

No olvides barrer el suelo

Barrer nuestra tarima con regularidad nos ayudará a mantenerla libre de residuos y polvo, susceptibles de rayar su superficie.

Totalmente recomendado, además, contar con un felpudo de calidad en la entrada a tu hogar.

 

No uses lejía

Aleja de tu tarima la lejía. Su capacidad abrasiva puede llegar a eliminar en un tiempo prudencialmente corto el color de la madera y desteñirla, sobre todo en aquellas zonas donde primero se ha aplicado la limpieza con este líquido.

¿Su limpieza y mantenimiento ideal? ¡En este vídeo podrás comprobar que es muy sencillo!

 

Evita el sol directo

Ten en cuenta que los rayos del sol decoloran la madera. Evita que el suelo se vea expuesto a largas horas bajo el sol cerrando las cortinas o persianas durante el mediodía.

 

Cuidado con los zapatos de tacón alto

En general, te recomendamos que te descalces al entrar a casa, ya que es una buena manera de reducir la cantidad de suciedad y polvo en los suelos, y además sentirás la calidez bajo tus pies.

Pero, sobre todo si llevas tacones altos. En caso de que estos no lleven tapa y quede al descubierto el clavo interior, seguro que dañar tu parquet.

Definitivamente, ¡déjalos junto a la puerta principal!

 

 

Sencillo, ¿verdad? Tan solo se trata de mimar un poco nuestros suelos.

Ah, si quieres, puedes ampliar información sobre este tema visitando este otro artículo.

También escribiéndonos a astorga@parquetastorga.com , o visitándonos en C/ Salitre, 28, Málaga, ¡estaremos encantados de poder ayudarte!