Parquet para gatos

Parquet para gatos … ¿Hay algún problema?

No.

Tener un gato en casa no es incompatible con disfrutar de la calidez de un suelo de madera o de la practicidad de un pavimento laminado.

 

¿Arañazos?

Es muy poco probable que un gato normal cause daños en nuestro parquet con sus uñas, debido a que estas son retráctiles y caminan con las almohadillas.

Les gusta rascar alguna superficie debido a que necesitan gastar sus uñas, pero, con un rascador para gatos, evitarás que use el suelo de parquet para este menester.

Eso sí, no olvides que será necesario que eduques a tu pequeño felino para que utilice los rascadores, para de esta manera estar más tranquilo.

Otra opción es poner sobre el parquet una alfombra de sisal, en la que podrá hacerse las uñas.

Por supuesto, ten en cuenta que cada gato es un mundo.

En caso de arañazos, éstos suelen limitarse a daños superficiales del barniz (en suelos de madera barnizados), que con el tiempo podrán lijarse y barnizarse.

Te recordamos que los suelos laminados modernos destacan por su durabilidad y resistencia, lo que hace altamente improbable que resulten dañados.

Aun así, si fuesen rayados o arañados, existen productos para disimular y reparar el arañazo, e incluso, se puede considerar reemplazar la pieza de suelo completa.

 

¿Orina?

Los gatos son animales muy limpios.

Les gusta mantenerse aseados, y también que sus cosas lo estén: cama, arenero, comedero, etc., por lo que es normal que hagan sus necesidades en su arenero.

Si un gato ha decide orinar en lugares donde no le corresponde, ¡algo ocurre!

No interpretes que tu gato ha tenido el “capricho” de orinar fuera de su sitio.

Lo recomendable es que lo consultes con tu veterinario, porque la causa puede ser un problema de salud o emocional.

En este caso, si tenemos un suelo laminado/ tarima, la clave está en limpiarla cuando aún está fresca, evitando que penetre por las juntas.

Si el tablero es hidrófugo y está parafinado en los cantos, quizás tendremos suerte y no habrá ningún problema.

Hay que evitar a toda costa que la orina se asiente y descomponga, ya que se hará más alcalina y corrosiva, para finalmente tener el equivalente a amoniaco diluido sobre nuestro suelo.

 

Suelos recomendados

Las tarimas sintéticas (suelos laminados) son una acertada elección en estos casos. Ofrecen a tu hogar comodidad, diseño y funcionalidad, existen gran variedad de modelos y diseños, y son muy resistentes a los arañazos y al uso diario.

Y, ¡seguro que tu gato también estará encantado!

 

 

Si tienes alguna otra duda sobre este tema, en Parquet Astorga estaremos encantados de resolvértela, así como de ofrecerte el mejor resultado posible, sea cual sea el proyecto que tengas en mente.