Suelos laminados: cómo se clasifican según su dureza

Suelos laminados: cómo se clasifican según su dureza

Esta semana, en Parquet Astorga (líderes del parquet en Málaga) os mostramos cómo se clasifican los suelos laminados según su dureza.

Las tarimas sintéticas (suelos laminados) son una apuesta segura si buscas comodidad, diseño y funcionalidad en tu hogar, oficina, etc. Existen gran variedad de modelos y diseños, son muy resistentes a los arañazos y al uso diario, ideales para viviendas con niños en edad de juego y para disfrutar de un pavimento de madera sin grandes sacrificios.

Cuando nos disponemos a comprar o elegir suelos laminados es sumamente importante comprender la idoneidad del producto para su tipo de uso o aplicación que tengamos prevista. Para guiarnos, los suelos laminados se clasifican según resistencia y durabilidad, siguiendo una nomenclatura internacionalmente aceptada, la clasificación “AC” o Abrasion Criteria (criterios de abrasión), yendo de menos a más resistente: AC1, AC2, AC3, AC4, AC5 y AC6, siendo estas 2 últimas la indicadas para uso intenso y comercial.

¿Cómo se establece la clasificación AC/ resistencia al desgaste?

La clasificación AC se establece realizando la llamada prueba de Taber, un test de abrasión en el que una máquina somete al suelo a una serie de frotados con un rodillo provisto de una lija, hasta que desgastan la capa superficial. Dependiendo de las vueltas que aguante se determina su clasificación, según la norma EN 13329:

  • AC1 (más de 900 vueltas)
  • AC2 (más de 1.800 vueltas)
  • AC3 (más de 2.500 vueltas)
  • AC4 (más de 4.000 vueltas)
  • AC5 (más de 6.500 vueltas)
  • AC6 (más de 8.500 vueltas)

Junto con la clasificación AC, se suelen adjuntar unos dígitos para designar propiedades características o “clases de utilización”. El primer dígito designa las clases, y el segundo las calidades (33 mejor que 31, o mejor 23 que 22):

Uso residencial

  • AC1 (Clase 21): Tráfico a pie muy ligero, dormitorios
  • AC2 (Clase 22): Áreas de tráfico a pie moderado con bajo desgaste, como comedores
  • AC3 (Clase 23/31): Salones, salones-comedor, pasillos… con tráfico moderado

Uso comercial

  • AC4 (Clase 32): Cualquier espacio doméstico o comercial con un tráfico normal, como oficinas, cafeterías, salones y tiendas de moda, o espacios residenciales.
  • AC5 (Clase 33): Áreas transitadas que precisan resistencia a un tráfico pesado, como centros comerciales, tiendas, salas de exposiciones, restaurantes y escuelas.
  • AC6 (Clase 34): Áreas con un tráfico muy intenso, como supermercados, terminales de aeropuertos y edificios gubernamentales de atención al público.

suelos laminados dureza

Aparte, para definir las clases de uso también se incluye una prueba contra impacto que consiste en tirar unas bolas grandes y otras pequeñas (con un percutor) a diferentes alturas y en función de, a que altura produce rotura, se establece un valor de “IC” o Impact Criteria (criterios de impacto):

IC1, IC2, IC3, clasificación en la que cuanta mayor numeración más resistente al impacto será nuestro suelo laminado, siendo recomendable como mínimo un IC2.

 

Parquet Astorga siempre a tu servicio…visita nuestra exposición en Málaga y/o Marbella y nuestro equipo de profesionales te atenderá y te asesorará en todo cuanto necesites.