Tarima en habitaciones pequeñas

Tarima en habitaciones pequeñas

Tarima en habitaciones pequeñas

 

¿Verdad que a todos nos encanta que los diferentes espacios de nuestro hogar sean amplios y luminosos, que inviten a disfrutar y relajarnos?

Desgraciadamente no siempre es así, en ocasiones el tamaño de las distintas estancias de nuestra casa es menor del que nos gustaría.

Pero, hoy estás de enhorabuena, el uso de tarima en habitaciones pequeñas puede ser un elemento clave a la hora de conseguir el aspecto que estamos buscando y potenciar los puntos fuertes de una habitación.

 

¡Veamos a continuación cómo!

 

Tarima en habitaciones pequeñas: la importancia del formato

Dado que el formato de la tarima instalada influirá sobre la percepción visual que tenemos del espacio, conviene que nos fijemos bien en éste antes de tomar una decisión.

Por norma general, las tarimas que cuentan con un formato más estrecho suelen ayudar en la amplitud del espacio: al tratarse de tablas más estilizadas, estaremos “engañando” al ojo para que la habitación parezca más grande.

Además, si a esto unimos la disposición de la tarima, la sensación de amplitud será total. Para ello, el truco más utilizado es disponer la madera en el sentido longitudinal al que penetra la luz natural por la ventana. De esta forma, la sensación es aún mayor y las tablas parecen que incluso aumentan su tamaño.

 

Tarima en habitaciones pequeñas: luminosidad y decoración

Otro elemento a tener muy en cuenta cuando nos disponemos a decorar una habitación de dimensiones reducidas es la luminosidad.

Si prestamos atención al color de la tarima podremos potenciar la luminosidad del espacio y contar con una estancia más agradable.

Por ejemplo, las maderas en tonos claros o suaves son la recomendación perfecta para ello: roble, haya o maderas similares son una buena elección.
Aparte, no condicionan el estilo decorativo de casa, brindándonos el poder escoger entre una multitud de opciones, teniendo siempre presente que menos es más en espacios pequeños, por lo que hay que buscar elementos versátiles y polivalentes.

Las tarimas en habitaciones pequeñas deben ir acompañadas de muebles en tonos claros, paredes y techo en la misma tonalidad (o, incluso, atrévete a pintar el techo de gris oscuro; se gana en sensación de altura) y el menor número posible de objetos de decoración.

 

 

Seguro que si sigues estas pautas dotarás a tus habitaciones de dimensiones reducidas de una mayor sensación de amplitud.

Visítanos y disfruta de todo lo que puede hacer un suelo de tarima por tu hogar.