¿Utilizar sillas con ruedas sobre tarimas sintéticas?

Las tarimas sintéticas destacan por su sencillo mantenimiento y fácil instalación. Sin embargo, pese a su resistencia, no son inmunes a los arañazos o marcas.

El uso de sillas con ruedas, de oficina, el tránsito de personas y los muebles con ruedas dejan sobre estos suelos una huella característica.

Pero, ¡no hay nada que temer! Si tenemos en consideración algunas medidas de protección, disfrutaremos de un suelo impecable durante muchos años.

 

Entonces, ¿se pueden utilizar sillas con ruedas sobre tarimas sintéticas?

Sí. ¡Veamos cómo!

 

Utiliza ruedas blandas

Normalmente, en el momento de adquirir una silla con ruedas, tienes la opción de hacerlo con ruedas blandas o duras.

En nuestro caso, elegiremos las blandas. Suelen reconocerse fácilmente porque tienen una capa externa en un material y un color diferentes, normalmente gris claro.

Pero, si ya tienes una silla con ruedas, y estas son duras, debes conseguir unas blandas, ya sea a través de la tienda donde la compraste, o en otro establecimiento especializado, y sustituirlas.

Comprobarás cómo las ruedas blandas amplían considerablemente la vida útil de tu suelo laminado.

Además, tienen una ventaja adicional: estas ruedas, usadas sobre los revestimientos de suelo duros como los de las tarimas sintéticas, aumentarán considerablemente el confort de la silla.

 

Alfombrilla protectora

Esta es otra opción que nos ayudará a prevenir marcas no deseadas en nuestros suelos.

Son láminas transparentes elaboradas con plástico de uretano o de PET, que se colocan en las zonas de tránsito o de trabajo, bajo las sillas con ruedas de oficina, en nuestro caso.

¡Verás con qué facilidad se deslizan las ruedas, y cómo tu pavimento se encuentra más protegido!

Según su textura, hay dos tipos de alfombrillas protectoras: lisas y rugosas.

En las primeras, la silla se desliza mejor y hace menos ruido, pero se notan más los arañazos.

En cambio, las rugosas son más resistentes a los arañazos y al paso del tiempo. Además, en ellas se nota menos el polvo.

Si nuestra alfombrilla protectora tiene una cara lisa y otra rugosa, la lisa va siempre hacia el suelo.

Por supuesto, asegúrate de que la zona que cubre sea lo suficientemente grande para desplazar la silla cómodamente.

Añadir que es aconsejable evitar que la alfombrilla permanezca en el suelo durante un período de tiempo prolongado, ya que podría dañar la superficie.

Se debe retirar en intervalos regulares para facilitar la ventilación del revestimiento. Al ser una superficie plástica, es posible limpiarla con una bayeta húmeda y un detergente suave, pero es fundamental secarla con un paño seco antes de colocarla de nuevo.

 

¿Usas de manera intensiva tu silla con ruedas? En este caso, te recomendamos encarecidamente utilizar ruedas blandas junto a la alfombrilla protectora.

Otra opción es instalar suelos de WPC, como alternativa a los laminados.

 

 

¿Tienes alguna otra duda relacionada con la tarima sintética? ¿Necesitas asesoramiento? Te esperamos en c/ Salitre, 28. Parquet Astorga es parquet en Málaga.