Cómo elegir el suelo de tu casa: te ayudamos

¿La pregunta de cómo elegir el suelo de tu casa no deja de rondarte en la cabeza? En primer, lugar, te recomendamos imaginar cómo quieres que resulte tu estancia o tu nueva casa, qué sensación desear dar o qué impacto te gustaría causar.

Debes tener en cuenta sus posibilidades —por supuesto, la realidad de forma objetiva, las características de las estancias y sus limitaciones— y, también, te aconsejamos recrear mentalmente los espacios con el mobiliario elegido, que irá como resultado de la decoración.

Es decir, hay que hacer un esfuerzo por imaginarse la estancia atendiendo al conjunto, y en ningún caso elegir el suelo basándose solo en él o atendiendo a una habitación vacía.

El suelo forma parte de un todo, y tiene que combinar con la sensación y el estilo general que quiere aportar la estancia …

Por otro lado … ¡es el momento para aprovechar y desplegar tu personalidad a la hora de decorar tu casa, donde sin duda el pavimento es uno de los protagonistas!

Si vas a reformar tu piso, a decorar tu nueva casa o a buscar un nuevo estilo para tu negocio … ¡muestra tu estilo y personalidad! Decide si quieres un ambiente cálido, acogedor, luminoso, sofisticado, elegante, romántico, rústico o “casual”.

¿Por qué te decimos esto? Porque son numerosos los factores que influyen en la sensación y resultado de una estancia, a la hora de elegir el suelo adecuado.

Por ello, te damos una serie de consejos básicos iniciales, y ponemos a tu disposición a nuestros profesionales en caso de que desees asesoramiento o más información.

Parquet Astorga, especialistas en parquet y tarima en Málaga

En Parquet Astorga somos especialistas en parquet y tarima en Málaga, y podemos aconsejarte en el caso de aspectos más técnicos, como por ejemplo, los tipos o texturas de los pavimentos, perdurabilidad, sistemas de instalación, mantenimiento, etc. ¡Pregúntanos!

 

Consejos básicos a la hora de elegir el suelo de tu casa

 

Observa la LUMINOSIDAD, la luz de las estancias:

Ten en cuenta que la luz del día va cambiando y, con ella, el reflejo en las habitaciones, suelos o estancias.

Para una misma muestra de color, la impresión es distinta si la vemos de noche o de tarde, o bajo luz artificial, que de día o por la mañana, con luz natural.

En general, los colores claros aportan más luminosidad a una habitación oscura.

Si los espacios son grandes o muy luminosos un suelo de tonalidades oscuras puede aportar un toque de lujo y sofisticación, por lo que las posibilidades se multiplican.

 

Presta atención al impacto de los COLORES:

El color del suelo tiene un gran impacto en el resultado e impresión que nos llevamos de una habitación. En general, podemos decir que:

  • Los colores más claros y naturales (beiges, apariencia de dorados, roble claro, haya, eucalipto, fresno o arce), ayudarán a dar sensación de amplitud y aportar luminosidad a las habitaciones, especialmente si éstas son pequeñas.

También hay que tener en cuenta que la combinación de un suelo de tonalidades claras es más fácil de combinar con todo tipo de colores para el mobiliario, paredes, puertas, cortinas, etc.

Los colores naturales realzan los muebles, permitiendo que sean los protagonistas.

  • Los tonos oscuros (wengué, iroko, sucupira, ipé para exteriores, nogal o roble) tienden a hacer que las habitaciones parezcan más cálidas y acogedoras, pero, como contrapartida pueden dar la sensación de reducidas. Un suelo de madera oscura, por otro lado, contrasta con un mobiliario de colores vivos o fríos.

Los suelos marrones acompañan a una decoración rústica.

  • Los tonos rojizos (como el cerezo, jatoba, merbau, doussie) aportan una sensación de lujo y combinan bien con muebles robustos, de estilo antiguo o barrocos. También, y en otro estilo opuesto y completamente diferente, armonizan con muebles lacados en blanco o muy claros.

 

Combina los tonos del mobiliario, paredes, puertas y cortinas:

Tu estancia debe tener un estilo conjunto que combine los cuatro factores.

El color y tono de las paredes, muebles, puertas y cortinas influirá directamente en el impacto o sensación causado en la estancia. Para ello, hay que atender también al brillo del suelo y no sólo al tono. 

 

Piensa en las dimensiones y factores externos e internos de la habitación:

La orientación de la habitación y el sol que puede o no darle al suelo, factores como la humedad y las dimensiones (más o menos espaciosa) también son determinantes a la hora de plantearse qué suelo elegir.

Para espacios poco luminosos es conveniente elegir tonos claros para conseguir más luminosidad en la estancia. Para salas amplias podemos acudir sin embargo a tonos cálidos y oscuros, ya que realzan el mobiliario y crean un ambiente más adecuado.

 

elegir el suelo de tu casa

 

Adapta el suelo a uso de cada tipo de habitación:

Para garantizar la perdurabilidad de los pavimentos, hay que elegirlos en función del uso y del tránsito de personas que van a tener. Es decir, si va a tener mucho tránsito o, por el contrario, poco.

En cocinas o baños, por ejemplo, los pavimentos deben ser muy resistentes a la humedad o al vapor puntual que puede darse en estas estancias.

Si se trata de lugares de tránsito muy intenso (edificios públicos o centros de atención al cliente, por ejemplo) el desgaste del pavimento será mayor.

 

¡Da un toque personal y de originalidad a tus suelos!

Puedes además aportar un toque original a tus estancias, resultar transgresor, innovador, provocativo en los diseños (con muchos contrastes, por ejemplo) o incluso corporativo (copiando en el diseño de los suelos la imagen o el logotipo de su empresa en caso de negocios, locales u oficinas).

Una opción es decantarse por un solo color o tipo de suelo para toda la casa, en un único estilo y armonía en el hogar, o bien elegir diferentes colores o personalidades para cada estancia.

 

Si aun así dudas para elegir el suelo de tu casa, ponte en manos de profesionales …

Las posibilidades son muy amplias, por lo que, para elegir el suelo de tu casa, puede ser recomendable ponerte en manos de profesionales: los arquitectos y decoradores de interiores pueden ayudarte mucho a combinar los colores o a imaginar y proyectar los resultados a obtener.

Hay infinidad de tonos y texturas. También de acabados: pueden ser mate, aceitados, satinados o bien con brillo.

Tan sólo un ejemplo lo tenemos en la forma de las lamas de los suelos: anchas, largas, para dar distintos efectos, de contraste, de naturalidad, etc.

En Parquet Astorga, nuestro personal pueden mostrarte diferentes ejemplos, aplicaciones, diseños o estilos que ya hemos trabajado con anteriores clientes.

También, informarte de las tendencias o modas actuales (por ejemplo, si se llevan ahora los tonos claros o naturales), o de aspectos en los que inicialmente ni si quiera habías reparado (la luz o la humedad que va a existir en la estancia, el mantenimiento posterior, el tipo de mobiliario que se pretende utilizar, etc.).