Estamos viviendo en estos últimos meses una subida inaudita del precio de la energía, con la consiguiente subida en los recibos de la «luz» de cada uno de nosotros. Cada día abren las noticias con nuevo récord  y esto no parece que vaya a  tocar techo en breve.

Nosotros no tenemos la solución para que esto se pare o revierta a precios más asequibles, pero sí os podemos dar opciones para que podáis ahorrar en vuestra factura de cara al invierno.  ¿Cómo? con la calefacción por suelo radiante.

 

Ventajas de la calefacción mediante suelo radiante.

Un sistema de calefacción radiante, permite ahorrar aproximadamente un 20% de energía que necesitamos para aclimatar una habitación a una determinada temperatura en comparación con otros métodos, gracias a que la pérdida de calor es mucho menor.

Una vez instalado podemos cubrirlo con terrazo, mármol, cerámica… pero la sensación de calidez será aún mayor si instalamos una tarima flotante o pegada.  A continuación describimos la instalación de los tipos más comunes.

 

Podemos diferenciar básicamente dos tipos de calefacción radiante:

Sistema de Tuberías de agua caliente, que se instala debajo de la solera. Sobre la que luego se instalará la tarima flotante o tarima pegada.

suelo-radiante

Sistema de calefacción radiante con tuberías de agua caliente

“Manta eléctrica”. Un novedoso sistema, que no necesita ningún tipo de obra. Y la instalación es bastante sencilla, consiste en extender sobre la solería existente (de mármol, cerámica, etc) una manta eléctrica que enchufamos a la electricidad y sobre la que instalaremos la tarima flotante.

suelo-radiante

Sistema  calefacción mediante mantas eléctricas

Dentro de los pavimentos de madera, la tarima pegada es la más adecuada para instalar con sistemas de calefacción radiante.

Los fabricante más prestigiosos de tarima sintética, nos ofrecen hoy día tarimas sintéticas aptas para calefacción radiante.

Las tarimas macizas, son materiales más especiales pero siempre que se sigan las instrucciones de acondicionamiento previo de la solera, se pueden instalar con calefacción radiante con toda tranquilidad.

Es muy importante, que antes de instalar una tarima sobre suelo radiante se siga el protocolo de secado de la misma, según marca la normativa UNE56810 y se realicen las comprobaciones de humedad pertinentes.

¿Tienes suelo radiante? ¿Sabes cómo está instalado? Recuerda que podemos ayudarte solo tienes que consultarnos, puedes hacer lo aquí.

Te esperamos en nuestro perfiles de redes sociales en Facebook, Twitter, Pinterest y Google Plus.